La espada que tanto da y tanto quita (Navas el Rey)

0
240

Plaza de Toros de Navas del Rey, Madrid

Novillada sin caballos mixta y primera del certamen de escuelas taurinas “El Torreón de Oro”2 novillos para rejones y cuatro erales para el toreo a pie de la ganadería de calzadilla del campo para.

Sergio Vegas, oreja y silencio

Alfonso Ortiz, palmas y palmas

José María Trigueros, palmas y palmas

Sergio vegas, hecho por delante un novillo bien hecho y bien comido, y con movilidad, que fue a menos pienso por lo que en otras ocasiones se pita tanto, entre cambio y cambio de caballo , ningún subalterno fue capaz de sujetar al toro en los medios y el animal termino por orientarse y se defendió en tablas, con solvencia estuvo el veterano rejoneador , echando el caballo encima a veces demasiado para mi gusto pero solvento la papeleta, oreja en su segundo un manso de libro, que se quería salir del ruedo literalmente, y enculado en tablas, imposible en todos los tercios, vegas expuso en ocasiones demasiado resultando cogido uno de sus caballos al querer pasar por donde físicamente era imposible pasar, silencio.

Alfonso Ortiz con un novillo exigente al que había de someterlo y obligarlo anduvo dubitativo el novillo que fue de más a menos quiso rajarse, pero el de la fundación El Juli con dos tirones lo saco a los medio propinad oles dos tandas con mucha clase, mal con los aceros se quedó si premio. Su segundo el animal con más calidad de tarde, pese a que los primeros tercios puso en apuros al torero y a su cuadrilla, pero con la muleta un carretón y que bien estuvo Ortiz con él, pero hay amigo la espada no estaba en el orden del día y no obtuvo los premios que merecía y posiblemente la vuelta al ruedo para el animal.

José María Trigueros de la escuela taurina de Murcia, venía a sustituir a su compañero de escuela Ramón Serrano por lesión y previo justificante medico expuesto al público como es de ley, sorprendió el murciano y trigueros sabe usar los trastos ante un buen eral, muletazos largos y por derecho que no fue capaz de rematar con la espada, en su segundo trigueros con el animal más ligero y con más pies de la tarde, no estuvo mal el torero pero pienso no supo acoplarse a la velocidad que le pedía el animal, pese a mi opinión el murciano le propino sobre todo una tanda por el pitón derecho que caló en el tendido, y que la espada le dejo sin premio.

Crónica y Galería Sveyk

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here